Chiang Mai es un lugar alegremente tranquilo y relajado para descansar y recargar las pilas. Puedes hacer muchas actividades, o simplemente pasear por las calles, y descubrir una ciudad que sigue siendo muy tailandesa en su ambiente y actitud.